Querida Rutina:

He querido sacar un tiempo para salirme de ti y dedicarte unas cuantas palabras... Talvez no te agraden, pero tu no me agradas tampoco.
Solo quiero expresar lo mucho que te detesto.
Talvez a ti ni te duela, quizas hasta te gusta verme preguntar aterrorizada, como es que he caido contigo. Quizas esa es tu felicidad y estas ahi constantemente, desde que me levanto tempranito, en mi desayuno, a la hora de bañarme, en la comida. Riendote de mi, me persigues, me ahogas, me conviertes en un titere del dia a dia. Y tengo que decirtelo, me tienes harta, asfixiada, no quiero saber de nada que tenga que ver con lo mismo de ti.

Eres incansable. Estas ahi todos los dias... No te rindes ¿eh? pero, yo si, y me canse de ti, y te dare la espalda, espero que tu tambien a mi, no me busques, no lo hagas por favorcito, te prometo que aunque me veas sonriendo sin ti, aunque este haciendo todo lo que no podia por ti, no te atrevas a creer que es feliz que estoy, es solo que sera mi nueva forma de estar triste, asi que alegrate, si... :)



................................................................................

 

2 comentarios:

Keila dijo...

tu escribiste eso?esta tan lindoo,me gusto,más de alguna vez me eh sentido así y creo que por eso me a llegado tanto,en fín,muy lindo tu blog.Un beso.

Aldo Martin dijo...

Me gustó.
¡Tienes un blog muy interesante!

Seguiré visitándote, un abrazo.